Yo hice el Camino en el curso 2017-18…

Camino de Santiago, cuando escucho eso, se me vienen muchas cosas a la cabeza.

La gente lo pinta como algo que es muy duro, que mucha gente no ha podido terminar y que probablemente tú no lo puedas acabar.

Respecto mi punto de vista, y después de haber hecho el Camino voy a contaros mi propia experiencia.

Antes de que llegase el Camino, me lo tomaba como una caminata, que iba a hacer en una semana, como si fuesen marchas de los campamentos, pero nada más bajarme del autobús, me di cuenta que no iba a ser así, notaba la sensación de que iba a ser algo único, algo que por muchas veces que lo hagas, siempre te vas a quedar con la primera vez que lo haces.

Volviendo al principio, se me vienen muchas cosas a la cabeza; una de ellas es constancia, constancia porque siempre tengo que llevar el mismo ritmo, y no puedo ir de arriba a abajo todo el rato; también se me viene a la cabeza la palabra superación, porque hacer más de 100 km en una semana no es una cosa que se haga habitualmente;  satisfacción también es otra palabra, simplemente por llegar al albergue o cuando ya estás llegando a la Catedral de Santiago.

El Camino, no se resume sólo en caminar por la mañana 10, 15 o 20 km, sino que también conoces a gente nueva de tu colegio, con la que nunca habías hablado, e incluso ayudar a cualquier persona cuando más lo necesita o incluso darles ánimos al subir una cuesta.

También hay momentos de grupos donde te toca con gente de otras secciones y con profesores diferentes, que posiblemente no conozcas, donde puedes compartir cosas que a lo mejor en otro momento no podrías compartirlo; también el Camino sirve como reflexión y donde tienes que caminar en algunos momentos sólo para poder reflexionar.

El Camino a mí me ha servido para mucho, una de las cosas más importantes es que las cosas no se consiguen por sí solas, sino que necesitas una constancia como he dicho antes para poder conseguir lo que quieres y luchar por aquello que te merece realmente la pena, también me ha servido para saber que hay cosas mucho más importantes a las que no le doy tanto valor y que simplemente están ahí sin más, y donde deberías dejar de lado muchas cosas y centrarte de verdad en lo que te importa y te merece la pena.

En definitiva, os animo a todos a que hagáis el Camino, ya que es una de las mejores experiencias que me han podido pasar en la vida y que es irrepetible y es una cosa que no se va a poder hacer siempre y ya que tienes la oportunidad de ir con el colegio y tus amigos no la desaproveches.

Alejandro Sarró 1ºB

Más imágenes en

Imágenes del Camino de Santiago 2018

 

Share

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*