Un día de teatro

Comenzamos la jornada, algunos haciendo el camino desde su casa, y otros en grupo desde el colegio, nos reunimos todos por fin en la boca de metro de Alsacia y llegamos hasta el Centro Cultural Antonio Machado. Una vez allí, esperamos, pacientemente algunos y no tan pacientemente otros, hasta que todo quede organizado y dispuesto para nuestra entrada al teatro donde volver a adentrarnos en la trepidante vida del Lazarillo de Tormes, una de las novelas picarescas del Renacimiento más significativas, y que mejor representa la sociedad de su época, algunos por primera vez y otros refrescando recuerdos del pasado.

Compartimos el pase con más personas interesadas por la obra, y, cuando acaba, quedamos tan convencidos de todos los detalles que nadie necesita hacer ninguna pregunta aclaratoria.

Por último salimos, un poco decaídos porque toca volver a clase después de la actividad lúdica, aun así, volvemos comentando la obra, los aspectos que más nos han gustado de ella y, cómo no, lo que no nos ha gustado tanto, esto hace ameno el viaje en metro de vuelta al colegio donde todavía nos esperan otras tres horas de clase, y a algunos, una hora extra de laboratorio.

Clara Contreras Nevares, 1ºE

 

Share

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*