¿Qué tal el nuevo colegio?

¿Qué tal el nuevo colegio?, ¿Estás contenta?, ¿Ya has hecho amigos?… típicas preguntas que nos hacen nuestros familiares y conocidos pasada la primera semana de colegio, y nosotros, adolescentes impacientes por vivir la vida y hacer locuras, debemos tener paciencia y contar una y otra vez la historia del inicio de curso. Suele ser fácil ya que te limitas a describir el ambiente en clase, en el patio, con los compañeros y profesores, etc. Etc. .
Pero lo que no saben es que el comienzo de un nuevo ciclo escolar significa mucho más para nosotros de lo que sabemos o damos a entender.
Para muchos es simplemente un año más, otros libros que estudiar, exámenes, deberes…; otros le dan demasiada importancia ya que supone un esfuerzo ( sobre todo el tener que levantarse pronto, por no decir de noche ), se proponen retos, son exigentes consigo mismos, y se presionan por «no fallar a sus padres». Sin embargo, no nos damos cuenta de que significa que estamos a un año menos de terminar el colegio y poder ir al a la universidad, formación profesional, o directamente al mundo laboral.

 

En mi caso, es el inicio de una nueva etapa ya que he cambiado de colegio.

 

Decidí venirme a Los Salesianos de Atocha para empezar de cero: nuevo colegio, nuevos compañeros, profesores, asignaturas y sistema educativo. Tomé esta decisión porque necesitaba cambiar de aires y hacer borrón y cuenta nueva: y eso he hecho.

 

Sinceramente me esperaba algo totalmente diferente con eso de «un colegio religioso» y español, pero me he dado cuenta de lo mucho que habla la gente sin tener ni la más remota idea de nada. Solo llevamos una semana, por lo que tampoco puedo decir mucho, pero la primera impresión ha sido buena y me siento bastante bien con el cambio.
Celia Reques Hernández  1ºA
Share

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*