Mis primeros días

Durante todo el verano amigos mayores que yo me han dicho que 1º Bachillerato iba a ser un curso difícil, que hay mucho cambio de ESO hasta aquí, pero tras haber estado mis primeros días creo que no va a ser para tanto ya que la mayoría de los profes son agradables y graciosos.

Por ejemplo, la profesora de Matemáticas y Dibujo Técnico parece ser una chica tranquila, sencilla, que no hace que las clases sean pesadas.

El profesor de Lengua es muy agradable y gracioso; nada más entrar el primer día por la puerta dijo: “Hola me llamo Rafael y voy a ser vuestro profesor de Lengua, si queréis comunicaros conmigo podéis enviarme un mensaje a mi correo, si no, también podéis seguirme en Instagram, Twitter…”. Sólo le faltaba decir: “No olvidéis darle like y suscribiros, y activar la campanilla para que no os perdáis ninguna clase de Lengua”.

También el profesor de Tecnología Industrial es muy enrollado, en medio de la clase te suelta un chiste de esos que preferías no haber oído y te cuenta sus trucos para que no perdamos la atención en clase.

Pero no todos los profesores son así, hay algunos que son “distintos”, Como el de Física y Química, que a mí es una asignatura que no se me da muy bien.

Yo estaba cruzando los dedos para que el profesor que entrara por esa puerta fuera igual de agradable que los demás, pero no fue del todo así. Va y entra un señor, ya con sus años y muy serio. Se planta en la mesa del profesor y empieza a presentarse para si mismo, y luego presenta la asignatura para si mismo también. Claro con lo bajito que habla y encima si se pone a explicar mientras escribe pues no le oye ni la pizarra. En una de estas, estoy yo feliz haciendo la portada y cuando miro a la pizarra ya había rellenado media, total que me pongo a escribir a tope y desconecto de lo que dice, pero cuando termino y vuelvo a conectar dice: “entonces si chocan dos agujeros negros crean unas ondas gravitatorias que no sé qué”. Yo en esos momentos quería llorar, no sabía si había que copiarlo, si ya íbamos por el último tema, si eso podía llegar a pasar, si íbamos a morir todos, si se estaba tirando el triple de su vida. Pero luego va y me dice que la velocidad de la luz son 56.234.756,57.890 km/h y yo digo: “este tío maneja”

Pero a pesar de ello yo tengo la sensación de que va a ser un curso llevadero y bastante interesante.

Adrián Perallón, 1º E

Share

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*