El voluntariado en Bachillerato

En las últimas semanas, desde la sección de bachillerato, estamos trabajando duro para poner en marcha una de las actividades que se ha consolidado como uno de nuestros sellos de identidad: el voluntariado.

A lo largo de este mes hemos tenido varios encuentros con los alumnos y padres que quieren involucrarse en esta tarea tan bonita y ahora ya podemos decir que estamos preparados para, a la vuelta del puente de los santos, dar comienzo al trabajo voluntario.

Este año se han ofrecido tres tipos de voluntariado con perfiles bastante diferenciados para que nuestros jóvenes puedan conocer y escoger entre tres realidades distintas. Por un lado se va a continuar el trabajo de apoyo escolar que se realiza en Vallecas y El Pozo en colaboración con las asociaciones ‘Citycentro’ y ‘Amoverse’. Así pues, una tarde cada dos semanas y acompañados por padres, antiguos alumnos y/o miembros del centro juvenil, los alumnos implicados podrán hacer una importante labor de ayuda cercana con niños que necesitan de un respaldo.

La segunda tarea que se oferta, a través de Cáritas parroquial, es la visita a ancianos de nuestro entorno. Gente mayor cuyas circunstancias hacen que pasen días y días solos y para los que la visita de jóvenes les provoca gran satisfacción. Por ello, en parejas y junto a un adulto les visitarán en el horario que mejor les convenga a cada uno.

Y por último se ha ofertado este curso y por primera vez la colaboración con la asociación Mensajeros de la Paz para la preparación y entrega de alimentos a los más desfavorecidos. De esta forma, junto a una de las profesoras de la sección, los alumnos participantes acudirán una vez cada dos semanas a la iglesia de san Antón de la calle Hortaleza para realizar esta pequeña gran labor.

Agradeciendo a los profesores implicados el trabajo extra que realizan para organizarlo todo, más de 50 alumnos y algún antiguo alumno que ha empezado este curso la universidad van a poder vivir a lo largo del curso esta experiencia. Se trata de un gran acto de generosidad y ayuda a la comunidad y signo de una juventud comprometida que vive por los demás. Y por ello, desde Salesianos Atocha queremos seguir apostando por el voluntariado.

Share

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*