El Festival de María Auxiliadora

Tanto Don Bosco como María Auxiliadora son dos fechas que llenan nuestro centro de alegría y vida por muchos motivos, pero mi favorito de ellos, sin duda, es el festival solidario que este año celebraremos el 24 de mayo; por ello, me gustaría contar mi experiencia respecto a esta actividad tan especial.

En mi caso llevo bailando sobre el escenario del teatro desde 2º de la ESO, gracias al festival que organizaban nuestros profesores para celebrar la fiesta de Don Bosco. Personalmente me costó bastante animarme a participar, ya que solo llevaba un año en el colegio y actuar delante de tantas personas no es nada fácil; sin embargo finalmente me lancé (principalmente gracias a mis amigos que insistían en que querían verme hacer gimnasia rítmica), y la verdad que no podía estar más agradecida y contenta por el apoyo recibido.

Por este motivo seguí bailando los dos años que me quedaban en la ESO, no solo individualmente, sino también en grupo con David Blanco, Lucía del Puerto, Marina del Peso y Andrés Blanco entre otros, buscando divertirnos y esforzándonos por hacer algo especial.

Cuando empezamos bachillerato queríamos continuar con la preparación de estos bailes con los que tanto disfrutábamos, y a pesar de que sabía que iba a saber difícil lograr compaginar todo, seguimos adelante con dos incorporaciones nuevas en el grupo (Paula Olmo y Sara Arduña), mientras al mismo tiempo yo continuaba creando mi actuación en solitario. Los resultados de nuevo fueron increíbles, y tanto compañeros como profesores nos felicitaron por el trabajo.

Por todo esto este año, a pesar de estar en segundo, queríamos aprovechar para despedirnos de una de las experiencias más satisfactorias de nuestro paso por el colegio; este festival que nos lleva acompañando tantos años. Así que finalmente nos pusimos manos a la obra: comenzamos a preparar todo en noviembre, sabiendo que a medida que se acercara el final de la 3ª evaluación sería mucho más difícil encontrar tiempo para practicar. Quedamos para ensayar cuando no tenemos demasiado que estudiar (porque siempre hay que estudiar algo en segundo), tratando de dar lo mejor de nosotros para que el día de María Auxiliadora logremos sorprenderos a todos de la mejor manera posible.

Finalmente me gustaría animaros a todos a participar, porque a pesar de los nervios o la vergüenza que actuar frente a tanta gente pueda provocaros, la sensación de expresarse sobre un escenario, en mi caso únicamente utilizando el cuerpo, es algo que recordaréis con una sonrisa cuando acabéis vuestros estudios.

 

Más información en este enlace de la web

María Redondo 2ºF

Share

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*