EL DELEGADO DE PASTORAL

Al comenzar el curso, los tutores nos hablaron de la necesidad de varios delegados en clase. Estaban  los ya conocidos delegados, encargados de representar a la clase en caso de que lo necesitásemos . Pero también nos dijeron que necesitábamos un delegado de pastoral. Tanto a las personas que llegaban nuevas como a los que llevábamos más tiempo en el colegio nos sorprendió bastante que se necesitara un representante para las actividades de pastoral, no nos imaginábamos que fueran tantas. En el momento que nuestra tutora nos lo comentó, me pareció una buena idea y decidí apuntarme para serlo.

Los delegados de pastoral realizamos muchas funciones: ayudamos en clase a los tutores a realizar los buenos días, junto con las propuestas que nos mandan nuestros compañeros. También comunicamos por los grupos de clase cuando hay buenos días en la cripta o cuando hay alguna actividad propuesta por el coordinador, tanto de actividades dentro del colegio o voluntariados puntuales como la operación kilo.

Por ejemplo, la operación kilo, es una actividad que envuelve a todo el colegio y que requiere mucha organización, por eso los delegados de pastoral tratamos de ayudar  recordando a nuestros compañeros las fechas o los alimentos requeridos. En otra ocasión, como ha sido la velada inspirada en los 90, celebrada en Don Bosco, los delegados pudimos ayudar a Juan Luis con el reparto y la recolecta de dinero, que posteriormente fue enviado al proyecto de Jóvenes y Desarrollo en Etiopía.

En resumen, los delegados de pastoral representamos a la clase y hacemos más fácil la comunicación de las diferentes propuestas que llegan desde  el departamento, para que disfruten  más personas de las actividades preparadas con mucho cariño por el equipo de pastoral y los tutores.

 

Elena Martínez Novis 1ºG

Share

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*