Desde la luna

Desde la luna

Yo te describiré con las palabras más bonitas, y exactas a la vez, el mundo entero. Aunque no sepa definir los colores, te explicaré lo que quieren transmitir. Te explicaré que el rojo es la cualidad que viste al amor que siento por ti, que el verde de las hierbas es la esperanza que nunca has de perder para ser feliz, y que de azul se disfraza el cielo cada mañana prometiéndonos su eterna permanencia.

Te describiré la transparencia del agua con pelos y señales. Porque la transparencia es lo que permite conocer al otro hasta que sentimos que su pecho es traslúcido, que deja  sus emociones al descubierto para que nosotros las cuidemos. Transparentes quisieran ser las piedras de la luna, porque te tienen envidia.

Aunque vivas en una eterna e indefinida oscuridad, siempre habrá alguien capaz de disipar las nubes, de tal forma que las tinieblas se tornarán a cielos despejados regalándote el más valioso de los tesoros: La amistad.

Puedo explicarte que lo más bonito de la vida no se ve, se siente. Pues en los momentos cruciales de tu vida, tus ojos no te servirían de nada porque para ver al amor llegar, primero hay que sentirlo.

Yo congelaré por ti todos los momentos importantes en fotografías, te haré sentir la nostalgia que desprende una imagen de la infancia. Te mostraré que la vista no lo es todo, tendrás el mundo en tus manos.

Seré tus ojos, y lo seguiré siendo aun cuando mi presencia ya no adorne tu vida en este mundo, cuando te envidie desde la luna.

Firmado: Una madre a su hijo ciego.

Marta García Martínez

Share

1 Comment

  1. Emociona leer esos testimonios, verdaderamente hablan de una enorme pérdida.
    Pido a Dios por todos los que estuvieron cerca de él para que mantengan la Esperanza siempre…

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*