Convivencia de 2º de bachillerato

A lo largo de la semana pasada los alumnos de 2º de Bachillerato participamos, como ya viene siendo costumbre, en la convivencia anual. Este día de descanso y de ruptura con la rutina de exámenes nos permitió conocer más a fondo a nuestros compañeros de clase y a nosotros mismos mediante unas actividades propuestas por el animador a cargo de cada clase.

En el caso de nuestra clase, 2ºF, la animadora a cargo fue Marta Herradón. Tras una breve presentación dio paso a las actividades.

La primera consistió en el visionado de unos clips de varias películas y una reflexión en torno al mensaje de cada uno por grupos. Las opiniones totalmente distintas entre unos y otros, pero lejos de generar conflicto, esto sólo sirvió para enriquecernos más y adoptar puntos de vista que de otra manera no nos habríamos planteado. Religión, arte, amor… Cada uno tenía una aportación que hacer sobre cada tema, un matiz que a los demás no se nos había ocurrido.

Tras una nueva puesta en común se nos propuso la siguiente actividad: se nos entregó una hoja con una serie de preguntas, esta vez más personales, que debíamos contestar en un momento de calma, para luego ponerlas en común con nuestros compañeros. Al ser tan personales muchas de ellas, algunas respuestas nos las quedamos para nosotros, pero el objetivo, hacernos reflexionar, ya se había cumplido igualmente.

La nueva actividad giró en torno a un texto bíblico, el cual debíamos comentar tras dividir la clase en dos grupos.  Las reflexiones que sacamos de aquí fueron quizás las menos personales, pero de nuevo, al juntarnos en grupos distintos, vimos los puntos de vista de otros compañeros con los que no habíamos estado hasta entonces.

En resumen, podemos definir esta convivencia como un día necesario, no solo por alejarnos del estrés de los estudios, sino también porque dimos respuesta a preguntas que llevábamos demasiado sin hacernos a nosotros mismos. Hay algo que se te mueve por dentro cuando te paras y analizas cómo estás llevando tu vida, quiénes son las personas que le dan sentido, y lo comparas con la situación en la que estabas hace un año, más aún si lo haces junto a compañeros que te dan nuevas respuestas y que se atreven a compartir contigo sus problemas y vivencias. Estos momentos son los que, cuando sigamos nuestro camino fuera del instituto, van a seguir con nosotros.

Alvaro Pérez Ramos 2º F

Más fotos en la web de bahillerato

Share

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*