Buscando nuestro rumbo juntos

El pasado 5 de marzo de 2019, la sección de primero de Bachillerato, tuvimos la oportunidad de tener una convivencia en la que compartimos muchos momentos todos juntos.

En primer lugar, nos reunimos en la estación de Atocha para ir juntos hacia Guadalajara. Para ello, cogimos el tren y tras aproximadamente una hora llegamos.

Al llegar allí, estuvimos en una plaza de Guadalajara donde se encontraba uno de los principales museos de Guadalajara. Pasado un tiempo, nuestros profesores nos comenzaron a explicar la primera actividad que iba a tener lugar en la mañana.

Para llevarla a cabo, nos dividimos por las diferentes clases para que cada tutor nos contara más a fondo de la gymkana, que era la actividad que íbamos a realizar.

En mi caso, me reuní con mi tutora de 1°A y fue ella quién nos dividió en los diferentes grupos para llevar a cabo la gymkana.

Tras dividirnos, nos contó que el grupo ganador recibiría un premio y que a lo largo de la actividad iríamos recibiendo pistas. Estas, las iríamos recibiendo a través de la cuenta de Instagram que se había creado cada tutor y a través de esta, tendríamos  que seguir las pistas e ir mandando fotos en los lugares que nos iba tocando visitar, ya que era en lo que esta actividad consistía.

En nuestro caso, el primer monumento que tuvimos que visitar fue el museo de San Francisco y al llegar allí y mandar la foto, recibimos otra pista para ir al siguiente sitio, y así fue durante toda la mañana hasta que recibimos la última pista que nos llevó al río de Guadalajara donde nos reunimos con nuestros profesores y compañeros.

Una vez que ya estábamos todos juntos, nos reunimos en un parque para compartir otro nuevo momento. En este caso, nos juntamos cada uno de los grupos con sus respectivas clases y seguimos la dinámica del barco. La cual consistía, en identificarnos con alguno de los personajes que había en este.

Cada uno de nosotros tuvimos que escoger uno de estos personajes y explicar el motivo del porque nos veíamos identificados con ese personaje. Una vez hecho eso, nuestros compañeros tuvieron que opinar sobre la identificación que cada uno nos habíamos atribuido. En mi caso muchos me dijeron que me veían de otra forma a la que yo me veía.

Así, lo que pretendían era hacernos reflexionar sobre la imagen que cada uno teníamos de nosotros mismos y de nuestros compañeros.

Una vez acabado este momento, nos volvimos a reunir todos juntos para comer y una vez acabamos de ello, nos reunimos todos para hacernos una foto juntos y a partir de ese momento nos pusimos rumbo de nuevo hacia la estación para coger el tren de vuelta hacia Madrid.

Personalmente, considero que fue una bonita experiencia poder estar todos juntos y compartir los diferentes momentos que pasamos en la convivencia aunque las actividades que hicimos no nos reunieron lo suficientemente a todos aunque a pesar de ello considero que estuvo bastante bien y pudimos pasar un tiempo agradable y distinto.

María Martínez 1°A

Share

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*