Adolescente

¿Alguna vez te has sentido solo o sola?

¿Alguna vez has sentido que tienes determinadas partes de tu vida que por más que te gustaría no puedes contar a nadie, ni siquiera a tu familia o amigos?

En otras palabras, ¿alguna vez has sentido que te faltaba alguien en quien confiar, alguien a quien acudir en cualquier segund del día, en cualquier situación, y que esté siempre que lo necesites, pendiente, siguiendo tu vida desde lo oculto, sin buscar reconocimiento, buscando tan sólo tu felicidad?

¿Qué opinarías si te digo que esa persona existe?, que, además, ya está contigo, no tienes que salir a buscarle, lleva contigo toda tu vida, en silencio, amándote y cuidándote.

Y es que esa persona es Jesús, Dios, nuestro Padre, y es que, Él no te va a fallar, Él es paciente, y te espera hasta el momento en el que decidas volver para recibirte con los brazos abiertos.

Pero, ¿sabes lo mejor? Él murió por tí, aunque la cosa no se quedó ahí, también resucitó por tí, ¿cuántas personas conoces que hagan eso?, cierto, ninguna, porque Él no es una simple persona, Él es algo más grande de lo que jamás puedas imaginar, porque con una mente finita, ¿cómo vamos a comprender una que es infinita?¿cómo vamos a comprender su grandeza? Somos incapaces, de la misma manera que un animal jamás logrará comprender nuestra sociedad.

Dale una oportunidad a Dios, tu padre, de entrar y participar en tu vida, y no condenes mis palabras por hablar de Dios, porque quizá Él puede, si le das la oportunidad, ayudarte a sentir cosas hasta el momento desconocidas por tí.

Piénsalo, no pierdes nada.

 

Clara Contreras Nevares, 1º E

Guardar

Share

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*